NightBra , EL mejor sujetador antiarrugas del escote
Artículos

Cuida tu pecho. Consejos básicos sobre tu sujetador deportivo

El sujetador es una prenda muy importante a la hora de hacer deporte. Según un estudio de la Universidad de Edimburgo, el 75 por cierto de las mujeres practican deporte con un sujetador convencional. Eso provoca tensión en los ligamentos de Cooper, algo que repercute directamente en la salud de nuestro pecho. Evitarlo es tan sencillo como utilizar un sujetador deportivo apropiado.

Utilizar sujetador no solo es una cuestión de estética y comodidad, también es una cuestión de salud. Hay que tener en cuenta que el pecho carece de músculos y ligamentos que lo sostengan. Es la propia piel que va de la barbilla hasta el seno quien sujeta, de manera natural, nuestro pecho. Cuando hacemos deporte, debemos protegernos de tirones o sobreesfuerzos en la piel de las mamas, y eso lo conseguimos con un sujetador específico.

Amortiguar el pecho y mantenerlo en su sitio es primordial, y además, mucho más cómodo. Para ello, los sujetadores deportivos nos pueden ayudar. Pero, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestro sujetador?

La doctora Elisa Fernández, inventora del sujetador NightBra, nos da algunos consejos al respecto:

1. Sin aros. Es conveniente escoger un sujetador deportivo sin aros, ya que estos podrían dañarnos al realizar diferentes posturas o movimientos bruscos.

2. Cuidado con las costuras. Debemos evitar aquellos sujetadores que tengan costuras en la copa, estas podrían oprimirnos esa zona del pecho, dejarnos marcas y provocar rozaduras.

3. Con un tirante ancho. Repartir el peso es importante cuando hacemos ejercicio, por lo que nuestro sujetador deportivo debería tener un tirante ancho, así no cargamos tanto una zona concreta de los hombros. Además, así evitamos rozaduras provocadas por el peso y el sudor.

4. Con tejido del contorno ancho. Esto nos ayudará a que las mamas no se desplacen hacia los hombros, algo muy habitual cuando practicamos deporte.

5. Sujetadores hechos con tejidos transpirables. El sudor, al ser salino provoca que la zona del pecho se cuartee. Elegir un sujetador deportivo fabricado con una fibra que permita la transpiración de la piel es fundamental.

6. Elegir un sujetador proporcional a nuestro pecho. Hay sujetadores deportivos que protegen el pecho apretándolo hacia el cuerpo, lo que conocemos como compresión. Estos pueden usarse en pechos pequeños, pero si las mamas ya tienen cierto tamaño, es mejor tener una protección por recogimiento. Es decir, un sujetador deportivo que envuelva, separe y sujete sin apretar.

7. Elegir NightBra como sujetador deportivo. Una buena opción, que nos ayuda a conseguir todos los consejos anteriores, es utilizar el sujetador NightBra debajo de otro sujetador. Por un lado, al mantener los pechos separados, evita que el sudor se estanque en lo que conocemos como canalillo. Por otra parte, NightBra consigue mantener nuestra espalda erguida, lo que obliga a tensar pectorales. Además, el peso acaba repartido en los cuatro tirantes de los dos sujetadores, por lo que nuestros hombros tienen mayor descanso.

Utiliza NightBra junto con tu sujetador deportivo y consigue sentirte cómoda a la vez que proteges tu pecho, manteniéndolo más firme y saludable. No olvides visitar nuestra página web para descubrir todos nuestros modelos.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *