Artículos

Cuidar nuestra piel: 10 rituales que debes hacer antes de dormir

Cuidar nuestra piel es, además de una cuestión estética, una cuestión de salud. Tener unos hábitos saludables nos ayudará a mantener nuestro cuerpo en forma, a sentirnos mejor con nosotros mismos y a retrasar los efectos provocados por el paso del tiempo.

Tomarnos un tiempo para nosotros mismos es fundamental. Mimarnos y cuidarnos durante, al menos, unos minutos al día, debería ser una prioridad en nuestros quehaceres cotidianos. Nuestra piel está expuesta constantemente a agentes que la deterioran; el sol, el maquillaje, el frío, etc. Por la noche, durante el descanso, podemos prevenir todos esos factores que aceleran el envejecimiento de nuestra piel si tenemos los cuidados oportunos.

La Doctora Elisa Fernández, médico especialista en Ginecología y Anatomía Patológica, además de la creadora del sujetador antiarrugas NightBra, nos explica algunos consejos para cuidar nuestra piel antes de dormir. De esta manera, también evitamos la aparición de arrugas, tanto en el rostro como en el cuello escote.

Cómo cuidar nuestra piel antes de dormir

1. Limpia la piel con cuidado. Posiblemente sea el consejo más escuchado, pero tiene sus motivos. Los dermatólogos recomiendan desmaquillarse bien y lavarse la cara con agua y jabón. De esta manera mantenemos la dermis libre de impurezas.

2. Exfolia, incluido los labios, al menos una vez en semana. En el mercado podemos encontrar muchos productos que nos ayudan a exfoliar nuestra piel como se merece. En caso de que prefieras tener uno casero, es muy sencillo: Humedece tu cara con agua y después aplica con las manos una cucharita de azúcar, haciendo movimientos circulares hacia arriba.

3. Utiliza un tónico. Este producto es fundamental para cerrar los poros de nuestra piel, eliminar los restos de productos como geles que queden en ella, así como prepara la piel para la posterior hidratación.

4. La hidratación. Es fundamental utilizar una crema que ayude a nuestra piel a descansar, reparar y aliviar. Mientras dormimos la piel es más permeable, así que nos hará mucho más efecto.

5. Ejercita la piel. Hacer deporte es fundamental por muchos aspectos, pero la piel es uno de ellos. Realiza ejercicio horas antes de dormir para aumentar la temperatura corporal provocando que los poros se dilaten (y facilitar la posterior limpieza). También conseguimos estimular la circulación de la sangre y aumentar la cantidad de oxígeno en la piel.

6. Cuidar el pecho. No solo el rostro es importante en nuestros rituales de belleza nocturnos. También debemos poner atención al pecho. Mantener el pecho firme y evitar la aparición de arrugas es sencillo si utilizamos el sujetador NightBra.

7. Cuello y escote. Se recomienda el uso de una crema específica para estas zonas del cuerpo, ya que la piel de estas zonas tiene unas peculiaridades determinadas. La crema revitalizante NightBra mejora los niveles de humedad de la piel, su textura y evita pérdidas de agua.

8. Ejercicio facial. Igual que ejercitamos nuestro cuerpo, es ejercitar nuestra cara. Este tipo de ejercicio nos ayudará a prevenir la aparición de arrugas en la frente, reducir la papada o las patas de gallo.

9. Utilizar mascarillas faciales. Es otra alternativa para limpiar a fondo nuestro cutis, podemos utilizarlas una o dos veces a la semana antes de dormir. Hay mucha variedad en el mercado, dependiendo del efecto que queramos conseguir; hidratar, exfoliar, oxigenar, etc.).

10. El uso de perfume. Más que un ritual, esto es un consejo adicional. El perfume tiene alcohol, algo que puede perjudicar la salud de nuestra piel. Lo más recomendable es poner el perfume en sábanas y almohada.

Si quieres conocer más en profundidad todos los productos que tenemos en NightBra para favorecer tu piel y ayudarte a evitar el deterioro de la misma, visita nuestra página web. No dudes en contactar con nosotros ante cualquier duda. ¡Te esperamos!

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *