Artículos

5 consejos para cuidar tu pecho durante la lactancia

El embarazo afecta al cuerpo de la mujer y también a su pecho. Posteriormente, el período de lactancia es otra etapa en la que debemos tener en cuenta una serie de cuidados que nos puede beneficiar en la salud y estética de los senos.

Más allá de sentirnos cómodas durante la lactancia, así como asegurarnos de que el bebé también lo esté (ya que esto podría interceder en su alimentación), hay una serie de cosas que podemos hacer para que nuestro pecho no se resienta tanto.

Cuidar el pecho durante la lactancia: La postura

Es importante cuidar nuestra posición cuando damos el pecho. De esta manera evitaremos que nos duela, así como la aparición de grietas. Cuida la postura del bebé, su boca debería coger la areola, no solo el pezón. Aunque generalmente dar leche de un pecho es más sencillo que de otro, estimula ambos, para vaciar los dos de forma regular.

Cuidar el pecho durante la lactancia: Masajes

De vez en cuando dedícate unos segundos para masajear tu pecho. Hazlo con movimientos giratorios hacia afuera. De este modo favoreces que la leche salga y no se quede retenida en los conductos, algo que provoca molestias.

Cuidar el pecho durante la lactancia: Hidratación

Si bien es cierto que no se suele recomendar el uso de cremas durante este periodo, también es verdad que debemos hidratarnos más de lo normal. Esto lo podemos hacer bebiendo mucho líquido o tomando fruta, por ejemplo.

Cuidar tu pecho durante la lactancia: Higiene diaria

La higiene siempre es importante, pero tampoco debemos obsesionarnos más de la cuenta durante este periodo. La ducha diaria utilizando un gel corporal pH neutro es suficiente. Si por ejemplo durante la noche manchamos la ropa por exceso de leche, es recomendable dar la toma y lavarnos posteriormente.

Cuidar tu pecho durante la lactancia: El sujetador

Utilizar un sujetador acorde con nuestras medidas y que no nos oprima es fundamental. Se recomiendan las tiras anchas para que, además, nos ayude con la sujeción.

NightBra puede ser una buena opción para estos casos, ya protege la postura de tu espalda y se adapta a tu volumen. Te invitamos a visitar nuestra página web para conocer todos los productos que tenemos para ofrecerte para cuidar tu pecho antes, durante o después de la lactancia.

 

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *