Artículos

Tips para dormir protegiendo nuestro pecho

Los expertos recomiendan tener un descanso diario de siete horas mínimo. Al fin y al cabo, nuestro cuerpo necesita descansar para poder estar al 100% en todas las actividades que hacemos durante el día. Sin embargo no podemos olvidarnos de algo: no solo es importante dormir la cantidad de horas suficientes, es fundamental tener un sueño de calidad que nos ayude en nuestra salud física y mental.

En Nightbra nos hemos especializado en las consecuencias que tienen las horas de sueño en la apariencia física de nuestro escote, concretamente en las arrugas de nuestro pecho. Está demostrado que al mantener durante ocho horas una postura que genere pliegues en nuestra piel provoca la aparición de molestas arrugas que ya se quedan con nosotros, a no ser que utilicemos el sujetador Nightbra.

Hoy queremos hablar precisamente de eso, de algunas posturas y condiciones que nos ayudan a dormir bien y a proteger nuestro pecho durante la noche. No hay que pasar por alto que hablamos de prácticamente un tercio de nuestro día a día, ¿no crees que debemos molestarnos en tener ciertos cuidados?

Dormir protegiendo nuestro pecho, 3 claves fundamentales

La calidad de la cama. Podría no ser necesario mencionarlo, pero lo cierto es que esta es la principal herramienta que tenemos a nuestro alcance. Para tener un sueño efectivo que nos ayude a descansar y aliviar tensiones, la calidad del colchón debe ser buena. Una cama firme que nos permita liberar tensiones y mantener la postura adecuada.

La posición, cuestión de costumbre. Piensa que la postura en la que duermes es un hábito y aunque creas que no, la puedes cambiar. Dormir boca abajo con una pierna semiflexionada o un brazo más elevado puede parecerte cómodo, pero lo cierto es que estás generando tensión en el cuello, presión en el pecho y malestar en la espalda. Procura siempre dormir boca arriba o de lado, pero sin curvar la espalda, siempre manteniendo una postura «erguida».

Utiliza Nightbra para decir adiós a las arrugas. Nightbra nos ayuda a cumplir todos los requisitos del apartado anterior: nos mantiene una postura ideal, evita que un pecho se posicione sobre el otro incluso cuando estamos de lado y nos alivia las tensiones de la espalda. Y es que este sujetador antiarrugas está diseñado para mejorar nuestro aspecto físico, pero también nuestra salud.

Si aún no lo conoces, no dudes en entrar en la página web y conseguir tu primer sujetador antiarrugas Nightbra. ¡Felices sueños!

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *