Artículos

Operaciones de pecho I: Mamoplastia de aumento

Muchas mujeres deciden someterse a una operación de pecho para aumentar su tamaño, lo que conocemos como mamoplastia de aumento. La medicina estética ha avanzado tanto que cada vez se trata de una intervención más segura y con mejores resultados. Eso sí, nunca debemos olvidar que se trata de una operación y que los riesgos como tal prevalecen.

Muchas mujeres se ponen en contacto con Nightbra preguntando acerca del uso del sujetador antiarrugas Nightbra tras una mamoplastia de aumento. Dependerá de cada caso, este sujetador podrá empezarse a usar antes o después, así que hoy vamos a abarcar los tres tipos de mamoplastia de aumento más comunes que se hacen hoy en día y cómo nos pueden afectar.

Mamoplastia de aumento, 3 tipos de cirugía

Hay tres vías de acceso clásicas para hacer este tipo de cirugía. Elegir una u otra dependerá de muchas circunstancias personales y físicas que el cirujano valorará profesionalmente. Es una decisión importante puesto que determinará el tipo de recuperación que tendremos.

La vía del surco submamario. Es la más habitual siempre y cuando no haya asimetría mamaria o alteraciones en la aerola. En cuanto a la cicatriz, es la más cómoda, puesto que queda oculta en el propio pliegue inferior del pecho.

La vía areolar. Es una opción ideal para tenemos asimetrías en la altura del pezón ya que permite elevar o descender la aerola. En cuanto a la cicatriz, el cambio de color entre la aerola y la piel del pecho disimula mucho la misma, así que con un buen cuidado no queda visible.

La vía axilar. Por último, este procedimiento se realiza en la parte de la axila, quedando la incisión oculta en el pliegue de la misma.

Respecto a los cuidados que se deben aplicar tras someternos a una mamoplastia de aumento, lo más importante es seguir las recomendaciones del cirujano y ser conscientes de que se trata de un «procedimiento lento» en el que debemos ser muy cuidadosas. Nightbra, el sujetador antiarrugas diseñado por Elisa Fernández, puede ayudarte tras los primeros meses de operación, aunque dependerá de cada caso. No dudes en consultarnos y pedirnos una opinión personalizada.

 

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *