Artículos

Aumento de pecho con grasa propia, ¿en qué consiste?

Cada vez más mujeres se someten a una operación de aumento de pecho para así sentirse mejor consigo mismas. Sin duda es una de las operaciones más realizadas a nivel mundial, por lo que las técnicas cada vez son más seguras y fiables como ya hemos hablado en un post anterior. Sin embargo, ponerse una prótesis no es la única opción para aumentarse el pecho, también existe el lipofiling mamario, también conocido como aumento de pecho con grasa propia.

Es una técnica menos utilizada que genera polémica entre algunos profesionales del sector puesto que tiene algunas ventajas muy buenas y algunos inconvenientes que también se deberían tener en cuenta. A continuación vamos a desgranar estas ventajas e inconvenientes para que sepas más sobre el aumento de pecho con grasa.

Aumento de pecho con grasa propia. Ventajas e inconvenientes.

Cuando utilizamos nuestra propia grasa el resultado final es más natural, aunque hoy en día las prótesis también pueden serlo. En este caso la mano del cirujano es fundamental porque debe asentar la grasa en lugares estratégicos para que no resulte un pecho con forma poco natural.

Eso sí, nos encontramos con una limitación fundamental: el resultado final está sujeto a la cantidad de grasa que podamos aplicar teniendo en cuenta, además, que parte de esa grasa se reabsorbe de manera natural. En definitiva, con esto lo que se tiene que tener en cuenta es que no se puede decidir el tamaño final del pecho.

Las cicatrices con el aumento de pecho de grasa propia son más pequeñas que las del aumento de pecho con prótesis por lo que estéticamente es un punto a favor. Eso sí, hay que tener en cuenta que nos ponemos la grasa que hemos quitado de otro sitio, por lo que también hay que contar con la recuperación de esa otra zona.

Por último, cuando hacemos un implante mamario podemos sufrir un rechazo de la prótesis, cosa que no pasa con nuestra propia grasa. En cambio, si por cualquier cosa nos arrepentimos, la operación del implante mamario es reversible, pero la del aumento de pecho con nuestra propia grasa no.

Como veis, hay diferentes aspectos a tener en cuenta, por lo que si estás pensando en someterte a una operación de este tipo lo más recomendable es que acudas a uno o varios especialistas y contrastes informaciones de primera mano. Tratándose de una operación estética debemos sentirnos muy seguros de la persona que nos operará y del tipo de intervención a la que nos vamos a someter.

En Nightbra te seguiremos acompañando para otorgarte comodidad y bienestar en cada proceso con el sujetador antiarrugas Nightbra.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *