Artículos

Tipos de pezones, ¿en qué se diferencian?

El cuerpo de cada mujer es diferente y no por ello es menos bonito, ni diferente. Como en todo, parece haber unos estándares de belleza que son los que constantemente vemos en publicaciones, anuncios, etc. El pecho no queda libre de estos «prejuicios», pero lo cierto es que hay diferentes tipos de pechos y también diferentes tipos de pezones.

El pezón es una de las partes más importantes del pecho, de hecho, se genera antes que los órganos sexuales y es por eso que tanto hombres como mujeres tenemos pezón, aunque no cumplen ninguna función para ellos. Sea como sea, lo cierto es que hay muchos tipos de pezones diferentes y hoy queremos resaltar sus diferencias.

Existen 8 tipos de pezones diferentes

Aunque el pezón más común es aquel que siempre sobresale un poco del pecho y que se endurece cuando se estimula o sufre un cambio de temperatura, como decimos existen muchos otros tipos de pezones que no por ello son ni raros ni menos bonitos. Veamos:

Pezón plano. Es aquel que no sobresale de la areola a no ser que se estimule, que entonces puede sobresalir un poco y endurecerse.

Pezón invertido. Se encuentra ligeramente dentro de la areola sin sobresalir lo más mínimo. Muchas veces no se endurecen ni cuando son estimulados.

Pezón pseudoinvertido. Su estado normal es el de pezón invertido pero estos, al ser estimulados o al sufrir un cambio brusco de temperatura, sí que se endurecen y pueden hasta sobresalir un poco.

Pezones unilaterales. Se denominan así cuando uno de ellos está invertido y el otro no.

Pezón supernimario. Hay personas que nacen con tres pezones, y esto puede ser incluso más normal de lo que imaginamos. No se suele ubicar en el propio pecho, sino en otra parte del cuerpo el cuello, la espalda, la vulva… Generalmente es muy pequeño, tanto que suele confundirse con un lunar.

Estos son, a grandes rasgos, los diferentes tipos de pezones que existen. Como hemos dicho, se trata de una simple cuestión de anatomía y tener uno u otro no determina ni la belleza de nuestro pecho ni que podamos padecer algún tipo de enfermedad.

 

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *