Artículos

Dolor de espalda, ¿cuáles son las causas más comunes?

En nuestro día a día nos sometemos a un ajetreo que acaba repercutiendo en nuestra salud. Generalmente llevamos un ritmo de vida que nos obliga a estar al 100% y lo cierto es que si no nos cuidamos, podemos notar algunas dolencias que reduzcan nuestra calidad de vida. El ejemplo más claro y común es el dolor de espalda, pues un alto porcentaje de personas sufren de ello, la mayoría por descuidos en el día a día.

Como siempre decimos, ante cualquier anomalía, lo recomendable es visitar a un especialista que nos asegure que no se trata de algo grave. Sin embargo, también es de vital importancia analizar nuestra rutina y mejorar aquellas cosas que afecten o puedan afectar a nuestra salud.

Causas comunes del dolor de espalda

Mala posición. Generalmente no cuidamos nuestra postura. Ni al dormir, ni al caminar ni al estar sentado. Las personas que trabajan en oficina, y que por ende están muchas horas sentados, deben tener especial cuidado en mantener la espalda recta. Pero ocurre lo mismo cuando caminamos o simplemente permanecemos de pie, esforzarnos por conseguir una corrección postural es primordial para nuestra salud.

Mantener siempre la misma postura. Es importante movernos, relajar los músculos y descansarlos. Por eso es importante cambiar la postura cuando por ejemplo estamos trabajando. Hacerle caso al cuerpo.

Cargar más peso del que debemos. Muchas veces hacemos un sobreesfuerzo y cargamos más peso del que podemos o debemos. Si encima lo hacemos en una mala postura, el dolor de espalda está asegurado.

Dormir en un colchón de mala calidad. Lo creas o no, escatimar en el colchón es algo que pagaremos a largo plazo. Las horas de sueño son el momento perfecto para que nuestra espalda se resetee, si lo hace en una superficie no apta, en vez de mejorar empeoraremos.

Evitar todos estos malos hábitos nos ayudará a aumentar nuestra calidad de vida, pero también podemos dejarnos ayudar por prendas que nos favorezcan. Nightbra, el sujetador antiarrugas, no solo previene y elimina las arrugas del escote, también ejerce como corrector postural ya que dirige toda la tensión hacia los hombros, obligándonos a mantener la espalda recta y el pecho firme.

En definitiva, utilizar Nightbra a diario no solo mejora el aspecto de nuestro pecho y escote, sino que alivia el dolor de espalda y nos enseña a adoptar la postura adecuada.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *