Artículos

Las claves sobre la lactancia en verano

El verano puede parecer una de las épocas más difíciles para la lactancia, mayoritariamente por el calor y lo incómodo que podría ser. Sin embargo, en Nightbra estamos seguros que solo hay que entender el proceso y tomar algunas precauciones para que que la lactancia en verano sea igual que en cualquier otra estación del año.

Generalmente, los bebés en verano quieren mamar con mayor frecuencia debido a las altas temperaturas. Ellos también transpiran más y, por lo tanto, pierden más agua, por ello necesitan hidratarse más, exactamente igual que los niños y los adultos.

Notaremos que lo hacen más frecuente, pero también en menor cantidad en cada toma, esto se debe a que la primera parte de la leche es la que contiene más agua y azúcar, por lo que sacia la sed de los bebés rápidamente.

Es importante ofrecerle los dos pechos por eso, para que el bebé pueda succionar esa primera parte más acuosa y azucarada de la leche, primero de un pecho y después del otro, sin necesidad de terminarse ninguno de ellos.

¿Qué cosas debemos tener en cuenta en la lactancia en verano?

La hidratación. Como hemos dicho, la mayor frecuencia de las tomas se debe a la sed, puesto que los bebés también transpiran más por las altas temperaturas. Debemos tener en cuenta que la leche materna contiene un 85% de agua, por lo que es fundamental mantenernos hidratadas nosotros mismas.

Tanto es así, que es muy normal que durante la lactancia en verano nos entre más sed, porque la hormona oxitocina aumenta cuando el bebé succiona, por lo que mantén siempre cerca una buena botella de agua.

Refúgiate del calor. Dar el pecho en pleno verano puede ser incómodo por el calor de la piel con piel, pero hoy en día tenemos muchas opciones para ello. Si estamos en casa, existen cojines específicos que nos pueden ayudar, tanto al bebé como a nosotros. En contra, si estamos en la calle podemos poner una gasita fina sobre el brazo donde se apoya el bebé.

Busca siempre lugares frescos, a la sombra y con ventilación para disminuir los efectos del calor.

Utiliza el sujetador Nightbra. El sujetador antiarrugas Nightbra, además de prevenir y eliminar las arrugas del escote, está recomendado para el postparto y la lactancia. Su diseño sin aros ni copas hace que el sujetador se adapte totalmente a nuestro pecho y nuestro cuerpo, pudiendo complementarlo con otros sujetadores, como el lactante.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *